el computador en la musica

EL COMPUTADOR EN LA MÚSICA

Con la llegada del siglo XXI aparece el computador a disposición de la gran mayoría de la población mundial. Un tremendo invento que facilita la vida en muchísimos aspectos. Los músicos también fuimos testigos de ese cambio que modificó muchas cosas. En la mayoría de los casos incrementó el desarrollo de cualquier meta musical. Esta tremenda herramienta era capaz de hacer cosas increíbles y a la velocidad del rayo. IMPENSADO . Incipientemente nace el HOME-STUDIO y con esto también la lenta muerte de muchos estudios de grabación.

Tener un estudio de grabación en la década del 70-80 incluso 90 era carísimo y fuera de cualquier presupuesto de una persona promedio. Había que invertir mucho dinero. El estudio de grabación era el único lugar donde se podía grabar un disco. 

Desde que la tecnología comienza a ser parte de la música, específicamente a fines del siglo XX, cada vez se fue necesitando menos la intervención de un músico especialista y de un instrumento real (violín, batería, clarinete, fagot, bajo, piano, etc…).

Yo tenía 28 años cuando pude tener por primera vez un computador (que ya existían) en casa (UN TARRO HOY EN DIA). Facilitó muchas cosas. Una de ellas por ejemplo era escribir para vientos (instrumentos transpositor) y luego transponer. Recuerdo que en los 90, invertí mucho tiempo en escribir a mano desde concert (sonido real) para un saxo o trompeta. Este “juguete” lo hacía automáticamente y en fracción de segundo…. No lo podía creer.

Hoy en día prácticamente el instrumento que sea, podemos reemplazarlo (medianamente) por sonidos virtuales. Nacen nuevas áreas de producción musical que se involucran con los computadores. Los pocos estudios que aún existen los utilizan a menudo y se graba normalmente EN EL COMPUTADOR. No en una cinta como era antiguamente. La facilidad de editar es una gran diferencia al lado de lo que era grabación “en cinta”.

En las décadas anteriores grabar un disco era muy distinto a lo que ocurre hoy en día. Las condiciones eran, desde la génesis del disco, muy diferentes a las actuales. No había mucho donde elegir. El ensayo era inevitablemente parte del proceso. La banda debía estar muy bien afiatada, tenía que sonar CAÑÓN. Sabíamos que era muy poco lo que se podía retocar en estudio comparado con lo que se puede hacer hoy. ¡¡Entonces NO HABÍA QUE EQUIVOCARSE!! O costaba más cara la hora de estudio. A veces simplemente se acababa el presupuesto y se terminaba la grabación. El disco quedaba como quedaba no más.

Ahora esa limitante económica no existe porque si quiero grabar un disco, puede nacer y terminar en mi departamento. Los plazos son indefinidos. Con buenos BCT, samplers y gusto musical se pueden hacer cosas increíbles. Esto en el caso que no salga de mi HOME-STUDIO. ¿Qué pasa si además quiero incluir a seres humanos? ¿Y así mejorar la calidad de mi producción? O simplemente llevarlo al escenario?

 

LA ESCRITURA DE PARTITURAS EN COMPUTADOR

Ese es un gran problema que surge a raíz de esta aparente “facilidad” que brinda el computador. En el caso específico del músico que lo utiliza durante su proceso de creación o arreglo, pero sabe que su trabajo terminará siendo ejecutado por SERES HUMANOS.  

La sonoridad que se logra con el computador no es la mejor (todos lo sabemos), pero es un bosquejo muy cercano a lo que sonará finalmente cuando el disco o proyecto sea ejecutado por músicos reales. Además, ayuda mucho al intérprete en su estudio personal y preparación para el momento de la grabación, el festival, la gira o el concierto. Normalmente se hacen las partituras, se envían en PDF junto con el audio (solo una maqueta). Todo funciona a la perfección si los músicos SON LECTORES Y LAS PARTES ESTAN BIEN ESCRITAS.

Utilizar un determinado software para “maquetear” el nuevo disco es habitual en nuestra disciplina y optimiza muchísimo el tiempo de ensayo. Creo que el arreglador o compositor actual DEBE CONOCER BIEN al menos un software para crear esas “maquetas”. Si desde la maqueta nacen las partituras, DEBEN estar bien escritas. El software NO LO HACE SOLO, hay que estudiarlo y conocerlo bien porque muchas veces lo que suena no es necesariamente lo que está correcto para que un músico lea sin problemas.

Ahí hay un paso que no se debe omitir.

Las analogías son muy buenas para entender a lo que me refiero.

Por ejemplo, si digo: “lapruebadesonidoesenlatarde” se escucha perfecto y todos entendemos, pero no se escribe así. Eso sería lo que pasa si solo considero la audición de la «maqueta» y no me preocupo de la correcta escritura musical. Voy a tener problemas en la situación real cuando el músico intente ejecutar lo que escribí si no está CORRECTAMENTE escrito. Es ahí donde rápidamente puede “naufragar” un proyecto de gran envergadura. 

Es en este punto donde normalmente un usuario nacido alrededor del 2000 no se preocupa mucho de «como está escrito» pero si privilegia el sonido antes que la escritura. Debo decir que no son todos así. Hay chicos que leen y escriben perfecto, pero son minoría. Esta falencia la he observado como docente en muchos alumnos que bordean los 20 años. Son pocos los que dominan la escritura y lectura. Lamentablemente se está perdiendo ese eslabón de la cadena. 

Sinceramente creo que la excesiva confianza en esta herramienta tecnológica generalmente provoca una formación errónea en un músico joven. Los viejos aprendimos «a la antigua» ya que no existía otro camino.

El que no escribe es porque no lee y el que no lee es porque no escribe. Es así en nuestra formación desde pequeños. Leer y escribir son una unidad inseparable. Las partituras mal escritas ABUNDAN desde que existe el computador porque «creemos» que este «juguete» hace todo, es decir suena bien y automáticamente escribe bien. Al parecer, no es tan así.

Según mi visión el computador en la música es UN TREMENDO APORTE. Si lo sabemos utilizar podemos tener excelentes resultados, proponernos metas y lograrlas en un corto tiempo, al menos bastante menos que el tiempo que necesitábamos antes.

Espero te haya gustado este nuevo artículo, déjame tu comentarios y con gusto te responderé a la brevedad.

 

Un gran abrazo.

Luis Cheul.

5/5
Facebook
Twitter
LinkedIn

Conoce más de mi

LUIS CHEUL es un reconocido músico chileno. Mas de 30 años de carrera profesional como bajista eléctrico, profesor de Jazz, compositor, arreglador y director de Big Band,así como de diversas agrupaciones y formatos orquestales.

2 comentarios en «EL COMPUTADOR EN LA MÚSICA»

Deja un comentario