el talento del musico autodidacta, luis cheul

EL MÚSICO AUTODIDACTA

La academización del estudio musical se formalizó con el pasar de los años y el surgimiento de los conservatorios de música, alrededor del siglo XIX en Francia.

Anterior a este periodo se desarrolló toda su vida en un sistema autodidacta. Cabe mencionar que la educación musical en su mayoría solo estaba reservada para aristócratas y gente de alta alcurnia. En algunos casos específicos de “niños genios” que no provenían del seno de una familia de linaje, pero era evidente que debía ser admitido dentro de ese pequeño y exclusivo círculo de músicos.

A fines del siglo XIX, con los primeros brotes de Jazz sobre todo en la primera mitad del siglo XX observamos un desarrollo meteórico de los músicos autodidactas, que se habían formado “en la calle”. Pocos eran los que podían acceder a una educación formal. Por ejemplo, Miles Davis era hijo de dentista. Vivía en una familia relativamente acomodada y pudo acceder a sus primeras lecciones de trompeta con Joe Gustat, el primer trompetista de la orquesta sinfónica de St. Louis. Esa suerte no la vivieron la gran mayoría de sus colegas en esa época, pero eran extremadamente motivados, virtuosos y sobre todo ESTUDIOSOS.

La historia de la formación de un músico ha sido siempre desde el maestro al discípulo. El discípulo se transforma en maestro y sigue con sus discípulos, y así ha sido y será SIEMPRE. Es un linaje único. Muy común es preguntarle a un músico popular que no ha pasado por la academia formal «¿quien te hizo clases?”

En la academia docta es casi inevitable eludir la formación tradicional de un músico ya que viene de un pasado musical muy potente con grandes maestros de la música. Lo abultado del repertorio clásico hace que un músico docto pueda solo abarcar a lo largo de su vida una ínfima fracción de éste, casi como un grano de arena en una playa.

Un músico profano, popular y sin estudios formales son nuestros mejores ejemplos ya sea en el Jazz o en la música popular. Nombres hay muchos, pero el patrón común que une a estos grandes músicos autodidactas es el constante interés en alcanzar metas cada vez más altas. Cuando las alcanzan se proponen otras aún más altas y generalmente lo logran. Esto según mi percepción se debe a que poseen una facilidad y un talento enorme y queda de manifiesto desde el principio. Prácticamente sin ayuda de nadie lo logran, solo con sus condiciones naturales, sus dedos y una ENORME TENACIDAD.

La historia es un poco distinta para los músicos normales, (entre los cuales me incluyo) y el de la gran mayoría de mis colegas. Alguien nos tuvo que enseñar a poner los deditos. Eso no es indispensable, pero es muy bueno que en la etapa de niño exista un mentor que vaya guiando los pasos y pequeños avances que vamos teniendo. Luego podemos optar por abandonar esta forma de enseñanza y seguir cultivando “a mi manera” la música. También puedo decidir si cambio de mentor, o seguir en clases con algún profesor que pueda enseñarme lo que no soy capaz (como uno autodidacta) de lograr sin la valiosa ayuda de un maestro. Todo es válido según mi visión.

Es por eso que creo que los músicos autodidactas y los que no lo somos nos une UN OBJETIVO COMÚN y que es el más importante según mi punto de vista:

Poder ser EL MEJOR POSIBLE DENTRO DE NUESTRAS POSIBILIDADES, ya sea como ejecutante, compositor o arreglador.

El lado B que debo mencionar, según mi experiencia, es cuando los músicos autodidactas toman lecciones ya de adulto y sienten que experimentan un retroceso en sus rendimientos. Se han acostumbrado a ejecutar de una manera personalmente única. Ese sentimiento es más normal de lo que piensan, pero no existe otro camino para solucionar un eventual problema técnico, que por lo demás es muy común que exista cuando uno es autodidacta.

También he escuchado que algunos sencillamente no quieren tener lecciones y ordenar sus conocimientos porque es muy largo o sienten que reducen su creatividad. Puede ser, cada opinión es respetable, pero soy un convencido que el conocimiento no ocupa espacio en nuestras mentes y nunca está de más saber de donde proviene toda esta herencia musical.

Somos habitantes del siglo XXI y algo tenemos que aprender de nuestros antecesores. Ahora también afirmo con convicción que mientras suene bien NO HAY PROBLEMA. El objetivo final es ese justamente. Si el gol es bonito o no, casi no importa. Simplemente hay que hacer el gol. En definitiva, lo importante es el resultado.

En nuestro caso es el sonido, el discurso, gusto musical y muchos factores más ligados al arte son mucho más importantes que la técnica misma. LA TÉCNICA ES UN MEDIO, NO UN FIN , por eso es tan difícil copiarle la digitación a un bajista autodidacta que toca increíble. Solo le resulta a él de esa manera y se acabó. Personalmente lo he intentado muchas veces con varios ídolos autodidactas y sencillamente nunca he tenido buenos resultados, así que después de muchos intentos fallidos, abandoné por completo esa misión. Recuerdo que era bastante difícil copiarlos porque iba contra mi técnica aprendida de pequeño. Simplemente pienso que hay que disfrutarlos, escucharlos y aplaudirlos.

Los músicos con profesores también tienen riesgos si no son disciplinados y metodológicos (como lo mencioné en el artículo rutinas de estudio para músicos aficionados). Están dirigidos por alguien, pero eso no asegura nada si no les creen a sus mentores o simplemente no confían en lo que les está enseñando. Al menos, el músico “mas viejo” tiene algo que contarles.

Aplaudo y admiro a los músicos AUTODIDACTAS CHILENOS que han logrado grandes metas a nivel nacional e internacional. Mi más profundo respeto ya que desde la privacidad y soledad que han pasado junto a su instrumento de cabecera han logrado tener una voz propia, una propuesta original y un sonido inconfundible. Todo eso gracias a su talento inicial, a las horas de estudio personal y a un largo trabajo que nunca termina.

Espero que este nuevo artículo te haya sido de tu utilidad.

Me encantaría que me dejaras un comentario cual es tu caso. ¿Eres un músico autodidacta?, ¿Qué opinas al respecto?

Finalmente te invito que me sigas en las redes sociales, te suscribas a mi Canal de Youtube y conozcas mis servicios aquí mismo en mi sitio web.

Te leo en los comentarios.

Un bran abrazo. Luis.

5/5
Facebook
Twitter
LinkedIn

Conoce más de mi

LUIS CHEUL es un reconocido músico chileno. Mas de 30 años de carrera profesional como bajista eléctrico, profesor de Jazz, compositor, arreglador y director de Big Band,así como de diversas agrupaciones y formatos orquestales.

2 comentarios en «EL MÚSICO AUTODIDACTA»

  1. Hola querido, aca yo… Creo q, en mi caso parti asi, pero luego busque el estudio formal, y luego volvi, a estudiar por las mias, con un regimen de estudios autoimpuesto… Lo q quiero decir es q la academia si bien nos sirve, llega hasta cierto punto. Puede q te titules o no, pero luego, los estudios posteriores, corren por cuenta propia en la mayoria de los casos… La investigación, en la musica, muchas veces es autodidacta y te lleva a lugares q la academia nunca te llevó (impro, armonía, ritmica, etc.), y q tu sigues investigando por las tuyas, porq te gusta, aplicas eso a tu voz de musico y eso es autodidacta… En definitiva, quien se queda solo con lo q le enseñaron, no desarrollará nada mas, por el contrario, creo q todos quienes seguimos investigando, por las nuestras, somos en algun grado autodidactas…

    Responder
    • Querido Cesar
      De que sirven los títulos en nuestra disciplina?? Poco y nada creo yo
      El que se prepara, ya sea en academia, con profesores o en forma autodidacta alcanza altísimos resultados. Pero ese logro va a depender solamente de lo que señalas tu, del trabajo largo, silencioso que solo nosotros conocemos y nos ha acompañado toda la vida
      Un abrazo hermano mio

      Responder

Deja un comentario