las segundas en el jazz

LA MAGIA DE LAS SEGUNDAS EN EL JAZZ

El sistema tonal occidental, está perfectamente estructurado desde la existencia de Johann Sebastian Bach, específicamente desde su obra EL CLAVECÍN BIEN TEMPERADO (1722-1744) en donde se logra la perfección del sistema tonal gracias a la “afinación temperada”. (ver pág.23 VOL.1 ARMONÍA POPULAR MODERNA).

Desde esa época hasta la actualidad, la música occidental acepta el semitono como distancia más pequeña dentro de nuestro sistema tonal (Ver Capítulo 3 -ARMONÍA POPULAR MODERNA). La suma de dos semitonos resulta un tono. Estas son las denominadas “segundas” (2ª menor=1/2 tono y 2ª mayor=1 tono).

Estas distancias y el tritono (3 tonos o “diabulus in música”) corresponden a disonancias grandes según la tabla de sucesión de armónicos de Pitágoras (127 a.C). Si bien es cierto, estaban prohibidas desde los inicios de la música occidental hasta la EDAD MEDIA, con la evolución natural fueron siendo auditivamente aceptadas, pero cuidadosa y restrictivamente consideradas. Prácticamente este recurso se resume a la breve utilización de esa disonancia, resolviendo generalmente por movimiento contrario a una consonancia o sensación de descanso. A esto se le denomina el fenómeno de TENSIÓN-RESOLUCIÓN.

Todas las escalas que pertenecen al legado europeo occidental son diferentes combinaciones de Tonos y Semitonos . En el artículo anterior TONOS PERFECTOS EN LA NATURALEZA, hablamos de las 8as, 5as y 4as perfectas. Estas son representables por sumatoria de tonos y semitonos. Los acordes más tradicionales están compuestos por TONOS PERFECTOS en su mayoría. Con eso se asegura la estabilidad del mismo y la especie de los acordes mayores y menores va a depender de la 3ª que se utilice (ver capitulo 4 ARMONÍA POPULAR MODERNA).

En música clásica, generalmente se evita que las segundas formen parte de una armonización cuando tocan simultáneamente pasajes con la misma rítmica. Paradójicamente un arreglo de JAZZ BIG BAND utiliza las segundas verticalmente en bloque pero no deja de ser riesgoso. Analógicamente hablando, sería como “jugar con fuego pero sin quemarse”.

Gracias a la utilización de las segundas, aparecen tensiones junto con notas del acorde. En definitiva 5, 6 y 7 notas simultáneas en un acorde. Es la DENSIDAD habitual de cualquier arreglo de Jazz con una Big Band (Capitulo 9 – ARMONIA AVANZADA). La utilización de estas distancias es peligrosa si no están ubicadas en el lugar correcto. Es muy radical la diferencia. Podríamos decir que tienen un efecto finísimo y elegante cuando están bien utilizadas y nefasto cuando no. Eso depende de la preparación armónica del arreglador ya que debe dominar obligatoriamente la armonía de Jazz y la organología de una BIG BAND.

Sin una partitura es difícil de explicar, pero intentaré graficar este fenómeno con un ejemplo cotidiano: En un edificio de 3 pisos, habita una BIG BAND. En el tercer piso (REGISTRO AGUDO) habita el grupo de trompetas, en el segundo piso (REGISTRO MEDIO) habitan los trombones mas los 2 saxos altos y en el primer piso habita la batería, el contrabajo, el saxo barítono y los dos saxos tenores (REGISTRO GRAVE).

LA MAGIA DE LAS SEGUNDAS OCURRE FRECUENTEMENTE EN EL SEGUNDO PISO, ES DECIR EN EL REGISTRO MEDIO CUANDO LA BIG BAND TOCA RÍTMICAMENTE EN BLOQUE.

La utilización de las segundas está siempre en combinación con notas del acorde (Ver pág. 165- ARMONÍA AVANZADA). Es muy normal que dos instrumentos de una BIG BAND tengan una disonancia de medio tono. Si ensayan solos, suena horrible, pero cuando se completa el acorde con los otros instrumentos el resultado es maravilloso y le da todo el color y el sello del Jazz.

Si necesitas saber más detalles de la magia de las Segundas en el Jazz, recuerda que te puedes hacer apoyar por los Libros que tengo a tu disposición.

Comparte este información con más profesionales de la música para así llegar a muchas más personas más.

 

Un abrazo, Luis.

 

5/5
Facebook
Twitter
LinkedIn

Conoce más de mi

LUIS CHEUL es un reconocido músico chileno. Mas de 30 años de carrera profesional como bajista eléctrico, profesor de Jazz, compositor, arreglador y director de Big Band,así como de diversas agrupaciones y formatos orquestales.

Deja un comentario