Tonal v/s Modal

TONAL v/s MODAL (Primera parte)

Previo a las tonalidades matemáticamente definidas y delimitadas, existía el canto gregoriano (S. VII), en donde se cantaban “modos gregorianos”. Estas escalas modales que generaban melodías, tenían una “repercusa” y una “finalis”. Este concepto lo revisaremos en un artículo posterior. Por ahora solo es necesario entender que antes de la polifonía, existía la monodia religiosa en donde las escalas modales se utilizaban como única línea melódica.

Lo interesante es que actualmente un tema por muy TONAL que sea, le corresponde a cada acorde al menos una ESCALA MODAL.

¿Cómo puede ocurrir esto si se piensa que los modos están asociados a la música antigua?

 

¿Cuál es la diferencia real que existe entre TONAL y MODAL?

Primera parte: LA MÚSICA TONAL

Bach con su obra “el clavecín bien temperado” (1722-1744) dejó claramente establecido el sistema tonal que utilizamos actualmente. Eso lo mencione en una artículo anterior “La magia de las segundas en el Jazz”.

Las tonalidades son en definitiva la misma estructura de la escala MAYOR (T-T-st-T-T-T-st) en distintas alturas. Explicado de otra forma, en la música popular actual es normal que a un cantante le quede incomoda cierta tonalidad. Por esto va a pedir que el tema se toque en otra tonalidad que le quede más cómodo para su registro vocal. Si la banda no encuentra la tonalidad “ideal”, al cantante le quedaría incómodo el registro agudo y el grave. Por esta sencilla razón es que las tonalidades existen en distintas alturas.

Cada tonalidad posee además accidentes (bemoles-sostenidos) para que se cumpla la fórmula de estructura mayor. El cantante no necesita imperiosamente saber toda la parte armónica anteriormente mencionada. Es deseable pero no urgente. Lo que sí debe conocer muy bien es su registro, es decir desde la nota más grave hasta la nota más aguda que pueda emitir cómodamente. Solo así podemos encontrar la tonalidad ideal para su registro.

Si se cambia el cantante, lo más probable es que tengamos que ejecutar el tema en otra tonalidad ya que todos los cantantes tienen registros distintos. Para tales efectos los músicos deben conocer y dominar TODAS LAS TONALIDADES.

En este contexto, una sección de un tema o pieza musical se transforma en TONAL cuando se respetan todos los acordes de la tonalidad elegida y prácticamente no hay sorpresas auditivas. Es decir, para nuestra estética occidental, suena BIEN y es muy sencillo escuchar un pasaje musical.

La tonalidad elegida es la escala “materna”. Por ejemplo, DO mayor es la tonalidad del tema. Inmediatamente pensamos solo en “las teclas blancas del piano”. Las escalas modales de la tonalidad de DO se forman desde do1 a do2, de re1 a re2, de mi1 a mi2, de fa1 a fa2, etc. Es decir, cada uno de los 7 acordes de la tonalidad materna está asociado a una escala modal que parte desde cada nota de DO mayor y termina en su respectiva 8va. Utilizando SOLO las teclas blancas del piano.

Entonces es fácil confundirse con ambos conceptos y asociar a las escalas modales a la música antigua solamente.

Toda la música tonal genera sensaciones “agradables”, independiente del estilo. El auditor puede incluso “adivinar” cómo continúa el tema. En música docta desde el barroco hasta el romanticismo podemos encontrar muchísimos ejemplos de obras musicales que utilizan tonalidades definidas. Hay cambio de tonalidad (modulación) constantemente, pero las zonas tonales siguen siendo exactas y estables.

En la música POP estos cambios de tonalidad no son muy frecuentes de encontrar. Mientras más sencilla es la composición, más clara y simple es la tonalidad, pero también hay varios compositores que modulan a distintas tonalidades, buscando otros caminos armónicos para incrementar la calidad de la composición. No significa que una modulación o cambio de tonalidad siempre mejora el tema, pero se utiliza habitualmente y está disponible como recurso de composición.

En resumen, la música TONAL respeta la tonalidad, los accidentes. Los 7 acordes pertenecen a la tonalidad materna pudiendo combinarlos libremente logrando en la mayoría de los casos composiciones auditivamente sencillas y “oreja”.

Lo complejo para el auditor es entrar en el mundo de la COMPOSICIÓN MODAL en donde las condiciones estéticas cambian. Este será tema de análisis del siguiente artículo en mi Blog.

Sería muy interesante que me dejes tus comentarios esperando que este nuevo artículo haya sido de tu interés.

Un gran abrazo. Luis.

5/5
Facebook
Twitter
LinkedIn

Conoce más de mi

LUIS CHEUL es un reconocido músico chileno. Mas de 30 años de carrera profesional como bajista eléctrico, profesor de Jazz, compositor, arreglador y director de Big Band,así como de diversas agrupaciones y formatos orquestales.

2 comentarios en «TONAL v/s MODAL (Primera parte)»

Deja un comentario