EL BRASS, LA SECCIÓN DE BRONCES

Hace más de 50 años que se utilizan agrupaciones y secciones instrumentales bastante ecléctica dentro de la música popular (ECLECTICO=Combinación de elementos diversos, estilos, ideas o posibilidades). Desde Frank Sinatra en adelante, pasando por iconos latinos como Nino Bravo y sus colegas contemporáneos hemos escuchado arreglos de lujo y orquestaciones muy refinadas en música popular. La ORQUESTA SINFÓNICA, la ORQUESTA DE CÁMARA y la BIG BAND tienen instrumentaciones bien definidas logrando las sonoridades que caracterizan a esas formaciones TRADICIONALES.

Pasa un fenómeno distinto en música popular. La clásica formación de cualquier banda comienza con un POWER TRÍO como formación mínima (bajo, guitarra y batería), pero además existen secciones de BRONCES, CUERDAS Y COROS que se utilizan normalmente en proyectos de mayor envergadura.

En este artículo me voy a concentrar en la sección de bronces, del BRASS y sus variantes.

Normalmente entendemos por un BRASS pequeño al trío americano, que se compone por una trompeta, un saxo (alto o tenor) y un trombón. La trompeta ocupa la primera voz casi siempre. Solo en el caso que el arreglador persiga una cierta sonoridad o un timbre específico la utilizaría como 2ª voz.  El trombón va a depender del saxo que utilicemos. Si elegimos un saxo alto, debemos utilizarlo normalmente como 2ª voz y el trombón como voz más baja. Si el saxo fuese tenor, este ocuparía el registro grave permitiendo que el trombón pase a ocupar la 2ª línea melódica.

Esto se debe a que el trombón normalmente se considera como un instrumento “medio-grave”. Pero donde mejor funciona desde sus posibilidades técnicas, dinámicas y emisión del sonido es como instrumento “medio-alto”.

Personalmente he tenido muy buenos resultados cuando el trombón “canta” la 2ª voz, generalmente desde el do central hasta el siguiente do. Se ven con frecuencia desde una a cuatro líneas auxiliares en el registro agudo en su partitura ya que normalmente está en llave de fa. Importante mencionar esto ya que el trombonista “popular” está muy acostumbrado a las líneas auxiliares en el rango «medio-agudo» más que al cambio de llave (fa a sol) como es el caso de un trombonista docto.

Todo esto en el caso de una armonización a 3 voces. Generalmente se utiliza mucho unísono y octavas, abriéndose el trío americano a una triada al final de cada frase. Esta técnica tiene más PESO que DENSIDAD.

También se puede aplicar densidad 3 la mayoría del tiempo, y evitar los unísonos y octavas. Esta forma de trabajar pierde PESO, pero incrementa la DENSIDAD del arreglo. Eso va a depender mucho de la pieza musical y del gusto del arreglador.

En un formato más latino o “salsero”, es común observar dos trombones y dos trompetas. Todo esto se debe al color y al timbre que se persigue en cada estilo.

Así también en formatos de Jazz, como lo fueron desde mediados de la década del 40´ los quintetos de Parker, Gillespie, Miles o los Large Jazz Ensemble  (pequeñas big-bands) de Gil Evans y Charles Mingus (por nombrar algunos), la combinación de bronces depende de muchísimos y variados factores.

Uno de ellos (detalle no menor) es estar en el momento indicado, lugar indicado y con las personas indicadas, simplemente destino. Es común para una formación no tradicional de música popular incluir a los músicos que están disponibles y dispuestos a comprometerse integrando el proyecto musical en ese instante histórico.

Por eso hemos observado cualquier cantidad de combinaciones que no obedecen al factor económico de poder “arrendar” músicos para concretar el proyecto como lo dije en el artículo pasado, EL TRUEQUE EN LA MÚSICA, con financiamiento cambia el escenario.

El BRASS tiene variadas combinaciones gracias a la riqueza de instrumentos de viento disponibles. Desde todos los saxos, flautas, trombones, trompetas, tuba, flügel, etc…

Generalmente es mucho más frecuente para un instrumentista de viento, pertenecer a un BRASS antes que a una BIG BAND. Por ejemplo, para formar una fila de trompetas de una BIG BAND tradicional se necesitan al menos 4 trompetistas (ver artículo LA BIG BAND y la fila de trompetas). Lo mismo para la fila de trombones (ver artículo La BIG BAND y la fila de trombones). Entonces una trompeta, más un trombón ya están disponibles para formar un dúo y una sección importante dentro de un proyecto popular. Utilizarlos ejecutando la misma línea melódica OCTAVADOS es lo más frecuente y eficiente en este formato de dúo.

La facilidad de combinar instrumentos de bronces, desde 3 hasta 7 bronces permite el tratamiento armónico similar al de una BIG BAND sin tener las filas completas. Por ejemplo, el grupo Tower of Power, emblemático de la fusión funk de la década del 70, ha variado varias veces su formación de bronces, pero la gran parte de su historia y legado musical ha tenido 5 instrumentos de viento como mínimo. Todo esto para lograr densidad 5 (significa 5 notas distintas a la vez, normalmente una tétrada con 9ª o similar).

A su vez hay que mencionar que el BRASS que mejor funciona es cuando los instrumentistas se conocen y frecuentemente tocan en muchas “pegas” y “pitutos”.

Son amigos y se recomiendan entre ellos. No dudan en considerar al compañero de BRASS como primera opción. Muy frecuente es verlos juntos como un power trío de rock. Son una sección necesaria en proyectos con bronces y qué mejor para un director que el BRASS se conozca y toquen juntos frecuentemente?.

Es ahí donde logran una unidad tanto en las dinámicas, empaste y articulaciones. La columna vertebral del BRASS es el trío americano anteriormente mencionado pudiendo agregarse otros bronces adicionales según el estilo y la ocasión.

Espero te haya gustado.

Deja tus comentarios, para mi es super importante saber tu opinión al respecto.

Luis.

5/5
Facebook
Twitter
LinkedIn

Conoce más de mi

LUIS CHEUL es un reconocido músico chileno. Mas de 30 años de carrera profesional como bajista eléctrico, profesor de Jazz, compositor, arreglador y director de Big Band,así como de diversas agrupaciones y formatos orquestales.

Deja un comentario