EL REGGAETON ¿ES MÚSICA O NO? (Parte 2)

En esta segunda parte voy a intentar responder varias preguntas que quedaron planteadas en el artículo anterior además de analizar nuevamente los tres aspectos básicos de la música que son RITMO, MELODÍA y ARMONÍA.

¿Por qué no nos gusta a los mayores y lo rechazamos totalmente?

Primero debemos entender los cambios conceptuales que ocurrieron en los tres aspectos a analizar entre las generaciones anteriores y las actuales:

EL RITMO

Es un elemento vital en cualquier género musical. Históricamente ha sido una especialidad muy compleja para los que dedican su vida a la percusión, ya sea clásica, docta o popular. En el ámbito docto es clarísima la herencia musical que existe. Hay que dedicar horas, días, años, incluso décadas para que un intérprete pueda hacer “hablar” a su instrumento. Es una verdadera ciencia que abarca desde la música docta hasta el jazz y la música popular. Generalmente todos los ritmos tienen un patrón básico como lo mencioné en el reguetón (un saltillo y dos corcheas). Es frecuente ver patrones de jazz, rock, pop, bossa, funk, balada, shuffle, tumbao, montuno, clave 3-2 & 2-3, etc… En lo escueto del patrón BÁSICO no está el problema según yo.

En música popular, todos los patrones rítmicos son células pequeñas que el intérprete recibe y sobre esa idea principal pone en práctica lo aprendido durante su vida musical. Utilizará el patrón básico, pero mientras más estudie, mientras mejor sea como ejecutante, mejor será su ejecución y su aporte musical. Por eso existe la diferencia entre un ejecutante y otro. Depende de cuánto se dedique a esta disciplina va a depender que tan bien puede ejecutar un tema con variaciones e intervenciones que no dependen del patrón rítmico sino de su nivel musical. Esto en el reguetón NO SE OBSERVA ya que el ritmo lo toca una máquina. Generalmente MONÓTONO, aunque haya pequeñas muestras de variaciones. La perfección del beat es la gran desventaja de este estilo. Ningún baterista, por muy bueno que sea, tiene un pulso 100% perfecto.

Es decir, puede tocar desde negra 118 a 122. Esa imperfección es justamente lo que da vida a una pieza musical y lo que permite que exista esa energía intangible llamada GROOVE y sus sinónimos (ver artículo el Groove).

Ningún baterista va a dedicar su vida entera a tocar SOLAMENTE un saltillo y dos corcheas y absolutamente nada más. No conozco a ningún baterista de “reguetón”.

Este cambio es transversal en todas las épocas. Por ejemplo, en la década del 30 nace la BIG BAND ejecutando casi solamente música bailable. Paralelamente estaba la IIª GUERRA MUNDIAL. La función principal era entretener a los soldados y animarlos en el frente. La economía decayó muchísimo durante la década del 40 por la guerra y no hubo más presupuesto para financiar BIG BANDS.

Comienzan los cuartetos y quintetos de Jazz. La música ha ido avanzando con los cambios socio-culturales de la época. El estilo gótico, rococó, renacentista, barroco se veía reflejado en la literatura, en la arquitectura y en la escultura. Las construcciones antiguas cuidaban mucho más los detalles artísticos que ahora. Cuando converso con amigos arquitectos, artistas de la construcción, me doy cuenta que viven la misma situación que un músico. Ellos al igual que nosotros persiguen un objetivo artístico más que funcional. Generalmente depende de otros factores poder realizar su proyecto como lo concibieron. Antiguamente no ocurría esto y había tiempo suficiente para que una obra de arte quede como debe quedar, se demore lo que tenga que demorarse.

En los 60 -70 – 80 había una clara intención artística y musical en todo minuto desde la génesis de una canción. Las formas tradicionales A-A-B-CORO-SOLO, etc… eran parte obligada en cualquier composición.

Cuando aparecieron los efectos y las máquinas, se utilizaron siempre en favor de la producción musical. Muchos músicos incluyeron estos elementos en sus composiciones de una forma magistral. Con la pobre e incipiente tecnología de la época aportaron con nuevas sonoridades mejorando sustancialmente sus composiciones.

LA MELODIA

La melodía que se componía antes intentaba ser única. No plagiar a una anterior. Éramos muy cuidadosos y meticulosos en crear “algo nuevo”. Podía ser 100% diatónica mientras no se pareciera a nada para evitar que nos tilden de “copiones”.

Las  tonalidades podrían ser mayores o menores al igual que en el reggaetón. Tampoco esto es un problema, pero las canciones se componen de varias partes y secciones armónicamente distintas que justamente dan VIDA a la canción. El canto no era la diferencia entre una canción y otra como lo es en el reggaetón en la gran mayoría de los estilos urbanos.

Todo esto sin mencionar al verdadero cantante v/s uno de reggaetón.

Son muchos los nuevos iconos del reggaetón que quedan al descubierto cuando deben presentarse en vivo. Muchas veces he escuchado comentarios de amantes del reggaetón que dicen:

”estuvo weno, pero no sonó como en la grabación…” 

Eso se llama utilizar excesivamente Auto-Tune. Una maravillosa herramienta digital para “afinar” ciertas notas. Los músicos casi nunca la utilizamos ni dependemos de ella. Solo en caso de emergencia y en específicas situaciones durante una grabación en estudio.

Producir a un cantante de reguetón sin esta herramienta es casi imposible ya que debiese cantar “de verdad”.

No son todos así pero me refiero a la gran mayoría de ellos.

También escribí que el TEXTO es fundamental en el reggaetón y que sin ese elemento creo que casi no habría diferencia entre una canción y otra. Elemento muy importante, mucho más que el acompañamiento “musical”.

            

ARMONÍA

Completamente diatónico y 4 acordes máximo en un loop. Esta manera de concebir la música va 100% en contra de los músicos profesionales. La creatividad de un músico se pone a prueba en cada nueva obra. Evitamos los mismos giros melódicos y armónicos utilizando reemplazos, sustituciones, armonía y teoría musical. Todo para que la variación entre un tema y otro sea obvia. En el reguetón no se necesita estudiar ni ser músico formado para llegar a un resultado.

Quiero aclarar que hay productores musicales y músicos que son parte de una producción de reggaeton. Es una decisión respetable y muy personal. El músico que decide dedicar su tiempo a producir reguetón generalmente persigue un objetivo más económico que artístico. Debe ser muy complicado para ellos ya que saben lo que están haciendo y que existe una “musica mejor” pero lamentablemente el mercado manda y todos debemos pagar las cuentas mensualmente.

En definitiva llegué a la conclusión que nosotros los viejos sin quererlo TENEMOS VARIOS PUNTOS DE COMPARACIÓN a diferencia de los nacidos en este siglo. Escuchamos cuando niños muchos temas que eran distintos entre ellos y estaban magníficamente bien construidos.  Todas las bandas se diferenciaban entre ellas y luchaban por tener su sello propio musicalmente.

¿Por qué una canción de REGGAETON que es un HIT un breve periodo no goza del mismo destino ni queda grabada en las mentes como lo son los clásicos del 60?

Según yo porque prácticamente son todas muy parecidas, por no decir iguales.

¿Por qué los que adoramos la música de los 60 en adelante no aceptamos el reggaeton?

Escuchamos música hecha por músicos de verdad hasta los 90 y fuimos privilegiados sin saberlo. (Ver artículo porque era mejor la música de antes)

 

¿Por qué es un estilo que ha perdurado por años y lo seguirá haciendo?

Porque el mundo cambió. Dejamos de ir a almorzar a casa. Dejamos de consumir comida casera y consumimos comida chatarra. Todo es frenético y desechable. Nuestra infancia fue muy distinta a las de los niños actuales. La tecnología e internet han sido un gran aporte en muchos aspectos, pero todo lo bueno tiene algo malo. La facilidad hoy en día que tiene cualquier usuario para hacer música, no ocurría antes de la llegada del siglo XXI.

Espero te haya gustado esta segunda parte de este tema tan interesante.

Deja tus comentarios para saber tu opinión al respecto.

Luis.

5/5
Facebook
Twitter
LinkedIn

Conoce más de mi

LUIS CHEUL es un reconocido músico chileno. Mas de 30 años de carrera profesional como bajista eléctrico, profesor de Jazz, compositor, arreglador y director de Big Band,así como de diversas agrupaciones y formatos orquestales.

1 comentario en «EL REGGAETON, ¿ES MÚSICA O NO? (Parte 2)»

  1. Agrego q… En algun modo, tratando de encontrar lo bueno de esta «musica», sería q, menos mal q los con menos talentos, hacen algo y/o pueden ser algo en sus horas de ocio, sino serian directamente soldados de un punga/traficante… O tal vez lo siguen siendo y utilizan esta cosa, con el fin de instalar la flojera musical, q les ofrece, hasta mas dinero, y por lo tanto, ya no hace falta esforzarse por nada, total plata hay pa este circo barato y peligrosamente masivo, para gente q no piensa…, creo q es una herramienta creada para dominar a generaciones q ellos mismos (quienes estan detras de esta basura), durmieron… con sedantes sociales, NO TE ESFUERCES, NO PIENSES, NO CUESTIONES Y SE «FELIZ»…

    Responder

Deja un comentario